LA CASA DEBE SER EL ESTUCHE DE LA VIDA, LA MÁQUINA DE LA FELICIDAD.

Le Corbusier (1887-1965) es considerado uno de los máximos exponentes de la arquitectura moderna y uno de los arquitectos más influyentes del siglo XX.